Ya tengo mi diferencial… ahora ¿que?

Siempre hacemos énfasis en la importancia de encontrar nuestro diferencial para lograr la preferencia de los clientes, pero, si este diferencial no nos ayuda a VENDER MAS entonces solamente habremos hecho un ejercicio teórico muy entretenido, ¿cómo hacer que nuestro diferencial nos haga VENDER MÁS?

Diferenciarse es un arte

El desafío no está en hacer publicidad atractiva, el problema es que la publicidad per se ya no es atractiva. Saltamos los comerciales en la televisión, cambiamos la estación de radio y pasamos sin notarlo los anuncios de las revistas. Ahora para sobresalir hay que ser más genuino y menos prefabricado. Hacer las cosas bien es simplemente insuficiente. Hay muchas compañías haciendo las cosas bien. Eso el estándar. Nada nuevo en eso.

¡Ya no te quejes!… Tienes lo que te mereces

¿Estás realmente seguro que tu propuesta de valor es mejor que la de tu competencia?, ¿es más relevante?, ¿haces algo extraordinario o sorprendente? Si tu negocio no se diferencia y ofrece un servicio estándar, ¿por qué habrían de llegarte nuevos clientes?, ¿por qué habría alguien de preferirte por encima de muchos otros que ofrecen lo mismo? No tiene sentido esa expectativa.