Querer vs. Necesitar

Lo que necesitamos lo hacemos a regañadientes, lo que queremos lo hacemos con emoción y cuanto antes mejor, por eso es más fácil vender lo que la gente "quiere" que lo que la gente "necesita". Enfoca tu propuesta de valor en lo que la gente QUIERE y no descuidarás lo que necesitan, sólo hará más atractiva tu oferta.

Enamora a tus Clientes

Muchos emprendedores cometen el grave error de creer que una vez que el cliente pagó se cerró la venta. En realidad, el proceso de ventas apenas inició, y el verdadero reto se encuentra en lograr que el consumidor regrese a tu negocio y establezca una relación de largo plazo contigo.