¿Por qué cuestas más?

No es que al cliente lo único que le importe sea el precio, es que no les has explicado a esos clientes por qué deberían pagar más por tu producto o servicio. A los ojos del cliente luces igual a tu competencia. Pero ese no es problema del cliente, es problema tuyo.