Saboteadores de Ventas: Objeciones Invisibles

No es que no nos hayan entrenado en el manejo de objeciones, el problema es que nos entrenaron para argumentar las objeciones que el cliente nos cuenta, no las que no nos cuenta. Y ahí es justamente donde está el meollo del asunto, donde el cliente se detiene y dice “Gracias, doy una vuelta y regreso”.

¡¡¡Ya!!!, deja de creer que todos quieren comprar barato

A veces pareciera que lo único que le importa a los clientes es comprar barato. En eso los hemos convertido. Los constantes bombardeos de promociones y descuentos no envían una señal diferente. Si los clientes cuestionan el precio es porque a eso los hemos llevado. A falta de argumentos relevantes y significativos, hemos sucumbido a la tiranía del bajo precio.