Eres tu peor enemigo en ventas

El principal enemigo del vendedor no es la competencia, ni la economía, ni la indiferencia de los clientes, mucho menos el precio. El principal enemigo es uno mismo, aprende como dejar de auto-sabotearte.