El show de vender

Los clientes no le compran al mejor sino al que creen que es el mejor. No se trata sólo de ser el mejor, sino de lucir como el mejor. Y esa es la tarea pendiente de muchos negocios. Esperan tímidamente que el mercado los descubra y se den cuenta de lo maravillosos que son. Desafortunadamente así no funcionan las cosas.