Tanto odiamos la publicidad que pagamos porque nos la quiten

En Spotify, para que te quiten la publicidad tienes que pagar, ¡imagínate!, el valor de una cuenta Premium es que te quiten la publicidad. Así es de indeseable la publicidad, porque la diseñamos en función de lo que para nosotros es importante, no en lo que es importante para el público.