Olvídate de dar descuentos

Muchas empresas dan descuentos, porque no pueden justificar su precio. Entonces a falta de argumentos y creatividad, dan descuentos, olvídate de esta estrategia, conoce como.

¿Por qué cuestas más?

No es que al cliente lo único que le importe sea el precio, es que no les has explicado a esos clientes por qué deberían pagar más por tu producto o servicio. A los ojos del cliente luces igual a tu competencia. Pero ese no es problema del cliente, es problema tuyo.