¡Odio a los vendedores y a la publicidad que interrumpen!

La forma de interactuar de las marcas debe cambiar. Ya no se trata de pararse con un megáfono en la vía pública y gritar “¡Véanme, soy importante!, ¡Cómprenme!”. Se trata de entablar una conversación y de pensar realmente en los intereses del cliente.

Anuncios

Tanto odiamos la publicidad que pagamos porque nos la quiten

En Spotify, para que te quiten la publicidad tienes que pagar, ¡imagínate!, el valor de una cuenta Premium es que te quiten la publicidad. Así es de indeseable la publicidad, porque la diseñamos en función de lo que para nosotros es importante, no en lo que es importante para el público.