Que tu mensaje se entienda

Los consumidores nos hemos vuelto absolutamente selectivos en los mensajes que nos interesan; así que si quieres que tu audiencia te preste atención, más vale que digas algo interesante y que valga la pena. Algo interesante para tu audiencia, no para ti. A tus clientes no les importa que tu marca sea la número uno. A tus clientes les importa saber en qué los beneficia el que tu seas el número uno. No se trata de ti, se trata de ellos.

Porque fracasan los negocios

Los negocios fracasan porque no logran atraer la cantidad suficiente de clientes, o porque atraen el tipo de cliente equivocado que sólo compra por precio. En cualquiera de los casos, será muy difícil construir un negocio rentable y sostenible. Los negocios no son un tema de justicia, son un tema de marketing.

El show de vender

Los clientes no le compran al mejor sino al que creen que es el mejor. No se trata sólo de ser el mejor, sino de lucir como el mejor. Y esa es la tarea pendiente de muchos negocios. Esperan tímidamente que el mercado los descubra y se den cuenta de lo maravillosos que son. Desafortunadamente así no funcionan las cosas.

Que tus Clientes hablen de ti

Actualmente somos mucho más incrédulos ante los mensajes emitidos por las Marcas, por lo que tienden a ser ignorados. Por el contrario, cuando dichos mensajes son emitidos a título personal por un amigo o persona en particular, el potencial consumidor confía más, e incluso puede sentirse fascinado por la experiencia que su amigo le aporta, conoce como utilizar esto a favor de tu Marca