¿Más ventas? incrementa la percepción de valor

Cuando la percepción de valor de lo que vendes es baja, esa misma es la disposición del cliente a invertir en tu producto o servicio.

Ve contracorriente: ¡Vende caro!

Por años me ha obsesionado el entender qué hace que unas marcas se alejen de las guerras de precio y logren construir leales comunidades de clientes, mientras otras parecen simplemente desangrarse en espirales de descuentos. La respuesta, que hemos documentado ampliamente en Lore & Goods, está en la diferenciación. Cuando un cliente no percibe diferencia, decidirá por precio.